Martes 15 de abril de 1997


© Copyright 1997
La Nación, Argentina, On Line
All rights reserved

Graves incidentes luego de la marcha docente

Se produjeron en pleno centro, cuando grupos de ultraizquierda, que actuaron a cara cubierta, atacaron edificios públicos y privados; hubo 48 detenidos.


Serios destrozos en comercios y organismos oficiales ubicados se produjeron ayer durante los incidentes que siguieron a la marcha docente organzada por la Ctera en el centro porteño y que concluyeron con 48 personas detenidas.

Los daños, provocados a partir de la rotura de vidrios, impactos de piedras y pintadas en paredes fueron ocasionados por grupos identificados con sectores de ultraizquierda, según fuentes policiales.

Los vándalos marchaban en una columna de 300 manifestantes y respondían a las agrupaciones Quebracho, Corriente Patria Libre y Corriente Clasista Combativa, vertiente sindical del Partido Comunista Revolucionario.

Durante la desconcentración de la marcha convocada por la Ctera, que reunió a 35.000 personas, los inadaptados atacaron con el rostro cubierto y particular ensañamiento el frente de la Casa de la Provincia del Neuquén, el edificio de YPF y una sucursal del Banco Galicia, entre otros inmuebles ubicados a pocas cuadras de la Plaza de Mayo.

Los incidentes se desarrollaron al cabo del paro docente que repercutió con masivo acatamiento en las escuelas de todo el país . La protesta fue convocada por la Ctera como expresiónde rechazo por la muerte de la joven Teresa Rodríguez, durante los enfrentamientos que rodearon el sábado último el conflicto docente en el Neuquén.

Una jornada de duelo se vivió ayer en Cutral-Có, donde fueron enterrados los restos de la malograda empleada pública, mientras el gobierno provincial espera la respuesta del gremio docente para poner fin al conflicto.


Violentos desmanes tras la marcha

Activistas de ultraizquierda provocaron destrozos en la Casa de Neuquén, el edificio de YPF y varias sucursales bancarias.

Un grupo de violentos individuos, identificados con la ultraizquierda por fuentes policiales, produjo gravísimos daños en la Casa del Neuquén, la que pretendió incendiar, así como en las sucursales de los bancos Provincia de Buenos Aires, Galicia y Bisel, y en el edificio de YPF. Los disturbios se produjeron luego de la desconcentración de cerca de 40.000 manifestantes que se pronunciaron contra la represión en Neuquén y en favor de la educación pública.


Otra vez la ultraizquierda

Los individuos, que el comisario José Laino, a cargo del operativo de seguridad en la zona, individualizó como parte de Quebracho, Corriente 1° de Mayo de Patria Libre, Corriente Clasista Combativa y el Partido Comunista Revolucionario, actuaron a cara cubierta y, alrededor de 40 de ellos fueron detenidos luego en las inmediaciones del Obelisco.

Consultada la secretaria general de Ctera, Marta Maffei, dijo: "No sabemos quienes son estos exaltados. Son vándalos que intentan aprovecharse de una marcha pacífica para producir desmanes. Pretenden ampliar el conflicto de Neuquén en Buenos Aires".

Al recordársele el acto de la CGT que en septiembre de 1988 concluyó en graves incidentes, Maffei subrayó: "En aquella ocasión los incidentes ocurrieron durante el acto. Hoy (por ayer) estos exaltados actuaron después que la marcha concluyó". En un comunicado posterior, la entidad rechazó los disturbios y deslindó toda responsabilidad sobre "esos grupos minoritarios que no acataron las consignas acordadas en la multisectorial".

El raid vandálico comenzó al terminar el acto convocado por Ctera, el CTAy la multisectorial que se había desarrollado "pacíficamente y sin disturbios", según lo expresó a La Nación el comisario José Laino, a cargo de la seguridad en la zona. Tras el discurso de Maffei, la desconcentración se produjo por Avenida de Mayo, Diagonal Sur y Diagonal Norte.


Marcha en paz

Durante la movilización, a medida que llegaban a Plaza de Mayo las nutridas columnas identificadas con banderas de agrupaciones estudiantiles, sindicales, sociales, y encabezadas por sus representantes, buscaron su espacio en el escenario de la concentración. Algunas tomaron por la calle Hipólito Yrigoyen y otras por Rivadavia, frente a la Catedral.

Dentro de la concurrencia ubicada al final de la multitud, las agrupaciones de ultraizquierda se ubicaron sobre la calle aledaña a la Catedral y se desconcentraron luego por Diagonal Norte. Allí estuvieron la bandera negra de Quebracho, y otras rojas de la ultraizquierda.

Durante el acto, en el que hablaron el docente de San Juan, Raúl Suizer, y Maffei, los integrantes de la ultraizquierda no cesaron de entonar consignas hostiles, por cuya razón no escucharon nada de lo que se dijo en el palco.

Según lo expresado por el comisario Laino, cuando se retiraban de la concentración aparentemente hacia el Obelisco, al llegar a la calle Maipú, "los revoltosos sorpresivamente cambiaron su rumbo en dirección a la calle Teniente General Perón". En esta arteria, a 20 metros de Maipú, está la Casa del Neuquén.

Al llegar al lugar, armados con palos, piedras y bombas de estruendo, los sujetos destrozaron totalmente el frente del edificio y las artesanías exhibidas. Veinte metros hacia adentro del local había vidrios y trozos de mampostería.La jefa de prensa, Marta Fenasa, y cuatro empleados debieron refugiarse en el fondo para protegerse de la lluvia de cascotes.


Desigualdad numérica

Laino dijo que "los tres suboficiales apostados en el lugar -que terminaron internados en el Hospital Churruca luego de sufrir heridas cortantes en el cuello- fueron superados totalmente por los más de 300 manifestantes, a quienes veníamos siguiendo desde dos cuadras antes".

-¿Cómo no previeron los disturbios, entonces?

-Los custodios fueron totalmente superados por cerca de 300 revoltosos Laino aseguró que los atacantes actuaron con sus rostros tapados.

Dos dueños de kioscos de revistas y un par de comerciantes de Diagonal Norte identificaron a los vándalos "como un grupo de 20 muchachos entre 17 y 20 años".

El raid delictivo continuó por calle Perón, entre Maipú y Diagonal Norte, donde la sucursal del Banco Provincia sufrió pérdidas de magnitud al quedar destrozado todo el frente. Igual suerte corrió, sobre Diagonal Norte y Esmeralda, el edificio de YPF y, en dirección a Suipacha, la sucursal del Banco Galicia, y un par de comercios. Al llegar al Obelisco, 40 de los revotosos fueron detenidos por la policía y trasladados a la Comisaría Primera.

De la pacífica marcha que había comenzado en el Parlamento, participaron docentes, legisladores, organizaciones de derechos humanos, intelectuales, estudiantes, representantes de la cultura y del mundo académico, y trabajadores.

Susana Reinoso


El Gobierno analizó el conflicto
Anoche, tras la protesta docente y los posteriores incidentes que protagonizaron grupos identificados con sectores de ultraizquierda, el Gobierno analizó la situación del conflicto de los maestros, cuyo epicentro se vive en la provincia del Neuquén.

En una suerte de reunión de gabinete de hecho, se recordó que "el gobierno nacional ha enviado 400 millones de pesos en los últimos meses, al mismo tiempo que se realizó un pormenorizado informe sobre las obras públicas que se realizan en la provincia, explicó un vocero a La Nación.

Participaron del encuentro, que precedió a la reunión de gobernadores, sobre lo que se informa por separado, el presidente Menem, el ministro de Trabajo, Armando Caro Figueroa; el titular de la cartera política, Carlos Corach; el jefe de Gabinete, Jorge Rodríguez; el secretario legal y Técnico, Félix Borgonovo, y el titular de Economía, Roque Fernández.


Interpelación y renuncia

Por otra parte, el bloque de diputados radicales presentó ayer un proyecto de resolución en el que exige una interpelación a Corach y a Susana Decibe. En tanto, el Frepaso solicitó la inmediata renuncia de ambos funcionarios del Poder Ejecutivo.


Corach se presentará en el Congreso
El ministro del Interior, Carlos Corach, se presentará mañana en la Comisión Bicameral de seguimiento de organismos de seguridad e inteligencia del Congreso, para responder todos los interrogantes de los legisladores en relación a los hechos de violencia desatada ayer y la semana última en los distintos actos de protesta realizados por el gremio docente en las localidades de Neuquén, Cutral-Co y en la Capital Federal.

La eventual interpelación al jefe de la cartera de Interior se realizará por pedido del titular de la Bicameral, el diputado Miguel Angel Toma (PJ).y bajo la presión ejercida por la oposición.

Toma expresó ayer a La Nación que "ante la gravedad de los hechos ocurridos en los actos de protesta de los docentes se hace necesaria la presencia de Corach en el Congreso a fin de que brinde explicaciones sobre el accionar de la policía".

La presencia de Corach fue acordada entre los legisladores justicialistas y el propio Corach, quien según se supo, en ningún momento puso objeciones para presentarse en el Parlamento.

Los enfrentamientos entre las fuerzas policiales y los manifestantes del gremio docente produjeron la semana última en Neuquén una ola de violencia de tal envergadura que Maria Teresa Rodríguez, una madre joven de Cutral-Co, falleció en medio de la protesta ante el impacto de una bala.

Ayer en la Capital también se observaron choques y una importante ola de violencia entre los manifestantes y la policía, lo que originó en la conducción del bloque de diputados justicialistas la decisión de someter a Corach a una eventual interpelación en la Bicameral de seguimiento de organismos de seguridad.

El ministro del Interior, expresó en los últimos días que el envío de gendarmes a los actos de protesta realizados en Neuquén y Cutral-Co no se hizo bajo su responsabilidad sino por orden de la gobernación neuquina.