University of Delaware

Archivo de Noticias
Noticias en inglés  EE.UU. Bandera
Conectar
facebook twitter rss foursquare youtube Share this page
La turbina eólica de UD en Lewes ha generado fondos de investigación y también energía para el campus y la comunidad.
Torre de energía
El primer año, la turbina generó fondos de investigación y energía para UD y la comunidad.

1:17 p.m., 24 de junio de 2011- La turbina eólica de Universidad de Delaware produjo 5.1 millones de kilovatios-hora (kwh, por sus siglas en inglés) de energía durante su primer año de funcionamiento, informaron los expertos a quienes asistieron al seminario en el campus Hugh R. Sharp de UD, en Lewes, ayer. Eso fue suficiente para suministrar energía al campus de UD ubicado en Lewes, con un excedente de 1.3 millones de kwh —suficiente para abastecer a 120 hogares— que se envió a la Junta de Obras Públicas (Board of Public Works) de Lewes para el uso de los propietarios de la ciudad.

La producción de energía se realizó entre el 11 de junio de 2010 y el 31 de mayo de 2011, y aproximadamente, fue lo que UD y la compañía fabricante de turbinas Gamesa habían calculado antes de la construcción. UD y Gamesa volvieron a invertir la gran mayoría de ingresos de la producción de energía ecológica en la investigación sobre energía eólica, y algunos fondos se usarán para reintegrar la participación de UD en los costos de capital.

Las personas que participaron en el proyecto también previeron el hecho de que la turbina generara más energía en los meses del invierno que en los de verano. UD mantiene una conexión con la Junta de Obras Públicas de Lewes, de modo que puede recibir energía durante las épocas en las que la turbina no genera suficiente energía para abastecer a todo el campus.

"Desde septiembre hasta mayo, la turbina generó una cantidad suficiente o mayor de lo que consumimos (en UD), y durante esos meses enviamos energía a todos ustedes", informó Jeremy Firestone, profesor en la Facultad de Ciencia y Política Marinas (School of Marine Science and Policy) de UD, a un público de alrededor de 100 personas.

Además de la producción de energía, la turbina funciona como una plataforma de investigación, sostuvieron los organizadores del proyecto. Los ejemplos incluyen un estudio sobre aves y murciélagos que analiza su impacto en los pájaros y los murciélagos del área, una investigación sobre la corrosión que analiza cómo el aire costero salado afecta la máquina y un proyecto que investiga el desgaste normal del tren de transmisión. Los estudiantes también aprovechan las oportunidades de investigación y de educación que brinda la turbina. 

Probablemente, esta turbina sea la turbina eólica que está ubicada más cerca de la costa de la región mesoatlántica, lo cual es ideal para realizar estudios que puedan brindar información a la industria eólica, sostuvieron los presentadores.

"Contamos con una junta asesora que incluye a diseñadores de turbinas eólicas de la industria", explicó Willett Kempton de UD. "Su criterio es que este es un trabajo valioso que supera lo que uno haría al momento de diseñar una máquina, con un determinado marco de tiempo y un cronograma de producción".

Los presentadores también explicaron los resultados de un estudio de sonido que realizó la consultora Tech Environmental en diciembre de 2010. El análisis mostró que la turbina estaba por debajo de los límites establecidos para el sonido de fondo y ambiental de Delaware. La turbina estaba entre 14 y 20 decibelios por debajo de los estándares estatales durante el día y entre 10 y 13 decibelios por debajo durante la noche. Dado que la escala de decibelios es logarítmica, por cada 10 decibelios por debajo de los estándares, ese sonido es solo la mitad de fuerte.

Durante el funcionamiento en el período del estudio, el sonido de la turbina se midió en un rango de entre 40 y 45 decibelios. En comparación, un avión a 300 metros generaría 105 decibelios; un camión a gasoil a 60 millas por hora generaría 85 decibelios y el sonido de un lavavajillas de cocina ubicado en una sala de estar estándar es de alrededor de 50 decibelios.

Consulte los resultados completos del estudio.

Además del gran apoyo que mostró el público con respecto al proyecto —varias personas que asistieron al seminario hablaron sobre su aprobación— se mostraron muy curiosas sobre la energía eólica y ocuparon fácilmente 40 minutos del período de preguntas y respuestas. Muchas personas preguntaron sobre los futuros planes para turbinas en la región. UD no tiene ningún plan de instalar otra turbina con base en la tierra en el campus de Lewes, sostuvo la decana Nancy Targett de la Facultad de Tierra, Océano y Medioambiente (College of Earth, Ocean, and Environment).

"En Universidad de Delaware no buscamos implementar ninguna otra turbina con base en la tierra", expresó. "Hemos tenido el interés de explorar turbinas costa afuera y analizar el entorno costa afuera como plataforma de prueba".

Otras preguntas de la audiencia apuntaron a las maneras de atenuar las fluctuaciones en la energía producida por la turbina, las características de seguridad para las épocas de velocidades de viento excepcionalmente altas y las investigaciones sobre los valores y las creencias subyacentes de los residentes con respecto a la energía eólica. En respuesta a otra pregunta sobre medidas futuras, Firestone reafirmó la idea de que el foco de UD se encuentra en el entorno costa afuera.

"Aprendimos mucho de la turbina terrestre. Creemos que también es importante que los residentes de Delaware vean una turbina a escala real, como las que usan las empresas generadoras, y adquieran un poco de experiencia", sostuvo. "Adquirimos un poco de experiencia, pero realmente queremos estudiar el entorno costa afuera".

La noche terminó con el discurso de uno de los partidarios del proyecto. Hazel Brittingham sostuvo que denomina "Grace" a la turbina porque está llena de gracia y también porque, en 1919, sus suegros compraron 245 acres de tierra e iniciaron el tambo Lewes, que se encuentra contiguo al campus. Cree que la turbina está ubicada en parte de esa tierra, y el nombre de su suegra era Grace. 

"Así que puedo vigilar a Grace desde todos los ángulos, y me encanta", expresó.

Obtenga más información general sobre la turbina y consulte las diapositivas de esta presentación. 

Acerca de los presentadores

Jeremy Firestone es profesor de política marina y director del Centro para la Integración de Energía sin Carbono (Center for Carbon-free Power Integration) de UD. Willett Kempton es profesor de política marina. Nancy Targett es decana de la Facultad de Tierra, Océano y Medioambiente y directora del Programa de la Facultad para la Subvención Marina de Delaware (Delaware Sea Grant College Program). Firestone, Kempton y Targett dirigieron el desarrollo de la turbina de UD. Además, uno de los presentadores fue Miguel-Angel Gonzalez-Posada, Gamesa, EUA, vicepresidente de tecnología.

Artículo de Elizabeth Boyle

Fotografía de Evan Krape

Noticias de UD