University of Delaware

Archivo de Noticias
Noticias en inglés  EE.UU. Bandera
Conectar
facebook twitter rss foursquare youtube Share this page
Alex Albanese, estudiante de UD, junto a maletas llenas de medicamentos necesarios para la comunidad hondureña.
En una misión de salud
Un estudiante de grado participa en un equipo de misiones médicas

8:45 a.m., 1 de febrero de 2011 - En un viaje de servicio al extranjero de una semana de duración, Alex Albanese, un estudiante de tercer año de Universidad de Delaware que está especializándose en comunicación, se unió a un equipo de misiones médicas para atender a los ciudadanos hondureños enfermos.

A través de las Brigadas Médicas Globales, una organización de estudiantes que trabajan para lograr un cambio positivo en los países del tercer mundo, Albanese diagnosticó diversas dolencias y enfermedades bajo la tutela de médicos, dentistas y farmacéuticos certificados.

A fin de tratar a los pacientes hondureños con el medicamento que necesitan, Albanese y su grupo transportaron más de 1,000 libras de medicamentos 1,500 millas en dirección al sur hasta Tegucigalpa, la capital de Honduras. Albanese y otros 25 estudiantes atendieron a más de 700 hondureños en tres días, con lo que mejoraron la vida de muchos.

Recibieron ayuda dental, una consulta con un médico y medicamentos de parte de un farmacéutico certificado. Cada miembro de la brigada pagó por todo el transporte, los medicamentos y los gastos del viaje, con la ayuda de donaciones y actividades para recaudar fondos, de modo que toda la atención de la salud no tuvo ningún costo para los hondureños.

Albanese, un estudiante normalmente sumergido en la teoría de la comunicación, declaró haber aprovechado al máximo su estadía Honduras. Atendió a pacientes con problemas reales, siguiendo las instrucciones de los médicos profesionales a su alrededor. "A menos que complete un programa certificado en atención de la salud, nunca volveré a atender a pacientes con problemas físicos inminentes", agregó. "Fue increíble hacer de enfermero en el triage, y medirles el peso, la temperatura y la presión arterial, que fue mi favorita".

Si bien Albanese dijo haber disfrutado la enfermería, de lo que más se beneficiaron él y sus pacientes fue de sus habilidades con el español. "A pesar de mi español oxidado, pretendían que diagnosticara los síntomas de hondureños frenéticos que hablaban rápido y que necesitaban desesperadamente atención de la salud. Bajo presión, mi trabajo fue estresante debido a la barrera idiomática. Pero mis habilidades para hablar español resultaron ser justo las necesarias para brindar ayuda y servicios a esta población necesitada".

Albanese declaró haber aprendido tanto español que ahora aspira a completar una orientación secundaria en español y a estudiar en el extranjero en un país hispanohablante el próximo otoño.

"Estoy muy contento de haber decidido participar en Brigadas Globales, ya que no solo me sumé a un movimiento a nivel mundial para reforzar un país del tercer mundo, sino que obtuve una nueva perspectiva sobre la pobreza que es real y que está sucediendo en nuestro mundo actual", declaró.

Noticias de UD